Tuesday, January 9, 2018

El propietario de la librería Europa ingresará esta semana en prisión




BARCELONA, 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

El dueño de la librería Europa, Pedro Varela, condenado por un delito de difusión de ideas genocidas, ingresará en prisión el próximo jueves tras haber recibido la orden de ingreso.

Varela pidió la suspensión de la pena al Juzgado de lo Penal Número 15 de Barcelona --encargado de ejecutar la pena--, que a finales de octubre decidió no concedérsela. Ya tenía otra sentencia condenatoria --cuya pena era de siete meses de prisión-- del año 2008, cosa que hizo decantar la decisión de la juez.

En declaraciones a Europa Press, el librero ha explicado que recibió la orden el viernes, cuando ya se encontraba fuera pasando el puente de la Constitución, por lo que ha decidido que pasado el puente se personará voluntariamente en el centro que le corresponda.

"Es inenarrable que me condenen por editar libros. Yo sólo los vendo, no los edito, aunque ellos lo disfrazan de delito", ha sostenido.

Varela fue condenado este año por el Juzgado Penal número 11 de Barcelona a dos años y 9 meses de cárcel y más tarde la Audiencia de Barcelona le rebajó la pena a un año y tres meses de cárcel.

Últimamente el dueño de la librería más conflictiva de Barcelona había sido noticia por el asalto que sufrió por parte de una veintena de personas durante la huelga general del 29 de septiembre.

Entonces, Varela tildó, en declaraciones a Europa Press, el acto de lamentable y sostuvo que los asaltantes disfrazan de huelga lo que es un acto de enemistad política.

Tuesday, February 23, 2016

La dictadura de la corrección política llega a la Iglesia

Sor Internet se apunta al paro

La monja que triunfa en internet inicia una "nueva vida" sin rencores tras ser expulsada de los dominicos.


EFE Sor María Jesús Galán, que ha anunciado en Facebook su expulsión del convento toledano de los dominicos, dice no sentir rencor por lo ocurrido y se declara preparada para iniciar "una nueva vida" y cumplir su sueño de conocer Londres y Nueva York. "Estoy tranquila y con paz. Son cosas que ocurren y lo mejor es seguir adelante", ha dicho la ya "exmonja" en declaraciones a Efe, tras anunciar el pasado martes que la habían echado del convento.

"Hoy me han echado del monasterio. Hay unas keniatas que me han hecho la vida imposible. La envidia ha jugado mala pasada y han ganado ellas. Hoy fue el delegado de vida religiosa y, junto con la priora y otras dos monjas, han decidido que yo me marchara para que quedaran tranquilas las keniatas. No tienen vocación, pero vienen a coger dinero para las familias", escribió la monja en Facebook.


"Sor Internet", como así la rebautizó Efe en una entrevista en diciembre de 2008, no ha querido explicar los pormenores que rodearon su expulsión del convento para no "herir también a personas que no han tenido ni parte ni culpa en el asunto". "Han sido 34 años de vida religiosa de la que nunca me he arrepentido y he sido feliz", afirma la exmonja, que en su perfil de Facebook ha colgado una foto en blanco y negro del rostro de una mujer con una lágrima brotando de un ojo.

La exmonja se ha inscrito en las listas del paro y busca trabajo como contable. "Están las cosas difíciles, pero espero poder encontrar algo", afirma. Galán tiene que empezar de cero porque su vida religiosa no se contabiliza para recibir compensaciones por estar en paro, aunque se muestra optimista gracias a su larga lista de amigos y, sobre todo, a sus profundos conocimientos de Internet. Ella misma contó a Efe como en ocasiones, en el convento, cuando no le funcionaba un ordenador se entretenía en desarmarlo y volverlo a armar.

Fuentes del Arzobispado de Toledo han indicado a Efe que no han tenido intervención alguna en la expulsión de la monja, que ha sido una decisión que ha tomado de forma autónoma la congregación de las religiosas y no tiene "ninguna versión que ofrecer". "Sor Internet", que el primero de enero cumplió 54 años, entró en el convento de clausura toledano de Santo Domingo El Real (1364) "llamada por la Fe" en 1976 y fue la archivera del monasterio en el que introdujo las nuevas tecnologías. "El archivo ha sido para mí en momentos difíciles un aliciente. He disfrutado mucho y he aprendido mucho. También, gracias al monasterio de Santo Domingo el Real he ganado muchos amigos, incluso una placa de reconocimiento por la utilización de las nuevas tecnologías", explica sor María Jesús.

El 31 de mayo del año pasado, "Sor Internet" recogió de manos del presidente regional, José María Barreda, la Placa del Reconocimiento al Mérito Regional por su labor de "catalogación de documentos y libros de la biblioteca conventual, la introducción de tecnologías en un ambiente tradicional y la contribución a su difusión por la red".

María Jesús Galán afirma: "Es triste lo que ha pasado, pero estoy tranquila y si Dios quiere, saldré adelante. Entré muy joven en el monasterio", en el que ha estado 35 años, "y ha sido mi vida", afirma.

En una segunda entrevista el 22 de mayo de 2010 a propósito de la concesión de la Placa al Mérito Regional, sor María Jesús dijo a Efe que, aunque viajar "no es virtud", le gustaría conocer Londres y Nueva York, ésta última ciudad porque le atraía mucho. "No me quiero morir sin ir a Londres y Nueva York", afirmó entonces, aunque era realista y lo consideraba "difícil" porque nunca tuvo vacaciones, pero "quién no te dice que de aquí a diez años nos dan 15 días de vacaciones y entonces...".

Tras su expulsión del convento, sor María Jesús dice que quizás ahora sí podrá cumplir sueño. "¿Te das cuenta que podré ir a Londres y a Nueva York? Siempre he pensado que si deseas algo mucho, al final Dios te lo concede", señala en sus declaraciones. "Es tiempo de empezar una nueva vida. Estoy tranquila y en paz. No quiero hacer daño a nadie. No merece la pena. Además, ha sido bonito reencontrarme con los amigos de la infancia y juventud. Con canas, algunas teñidas", relata. "También con achaques, pero con la misma alegría de siempre. En Facebook tengo puesto que nací feliz, vivo feliz y moriré feliz. Pase lo que pase, la felicidad no nos la pueden quitar, aunque a veces llore el corazón", concluye.

A distorsión da historia ao servizo do "políticamente correcto"


Nas últimas semanas foi mediática a suposta descoberta dun matrimonio homosexual datado no 1061 nun documento do tombo de Celanova por Carlos Callón, quen asegura que na Alta Idade Media habería certa permisividade que facilitaría esta cerimonia e que só en séculos posteriores se consideraría pecado a homosexualidade, un auténtico disparate.
1º: Cando se afirma que na Alta Idade Media existía certa "permisividade" significa que nos libri paenitentiales non tiña o lugar de preferencia dos séculos posteriores. 2º: O matrimonio non se converte en sacramento ata o IIIº Concilio de Letrán (1179) cun maior control da sociedade laica por parte da Igrexa impoñéndose sobre outras formas civís de unión de tipo económica baseadas na dote: ese incremento da presencia civil da Igrexa é o que o Sr. Callón confunde ca aparición da "conciencia de pecado" . 3º: A conciencia de pecado non xurde de súpeto, xa existía antes como apreciamos en San Columbano (f.s.VI) , Cesáreo de Arlés (s.VI), Xonás de Orleans (s.IX) ou san Pedro Damiano só dez anos antes da dita cerimonia . 4º: Dende San Agostiño a procreación era a única razón do matrimonio para a Igrexa. A sanción de dito matrimonio resulta pouco veraz por moi mal formado cultural e espiritualmente que estivera o clero galego neses intres previos a reforma de Gregorio VII (1073-1085) tendo en conta que a Hispana (s.VII) era a colección canónica máis completa do alto medievo e que por aqueles anos a Igrexa hispana estaba nun proceso de achegamento a Roma. En canto á literatura empregada polo Sr. Callón, trátase de caricaturas e de tópicos sen necesaria correspondencia real ca sociedade, máxime no caso da Crónica Troiana por razóns obvias.
Todo este cúmulo de disparates verquidos polo "escribinte" Carlos Callón veu ser galardoado na XVIª edición do premio Vicente Risco de Ciencias Sociais, ¿a razón?... está claro que non foi o rigor da suposta "investigación", senon máis ben trátase dun premio concedido pola intención de volver a escribir a Historia dende un posicionamiento "políticamente correcto" aínda que descerebrado, vindo por outra banda dun intruso ignorante en historia medieval, social, eclesiástica e institucional como ven demostrando.
Sexamos serios.

Xerardo Torrado Agulla - Pontevedra